News flash

RECORDING UPDATE

WEBINARS

Climate Change & Climate Science
Diane Shisk &
Janet Kabue
January 20 & 21


La Muerte y el Morir, la Vida y el Vivir, y el COVID-19

Recientemente dirigí una reunión para una Clase de Líderes en Queens, Nueva York, EE.UU. En ese momento, esa parte de la ciudad de Nueva York tenía el mayor número de casos y muertes por COVID-19. Los hospitales de los barrios estaban desbordados, y la gente pobre, la gente inmigrante y la gente de color se vieron especialmente afectadas por el impacto de la pandemia tanto en la salud como en la economía. Mi corazón estaba con todas aquellas personas que habían perdido a sus seres queridos, vecinas, amigas, parientes y miembros de sus diferentes comunidades.

Además de hacer sesiones con muchas personas, compartí los siguientes puntos que me han sido útiles para recordar en estos momentos, más allá de permanecer cerca y seguir desahogando:

- Ahora es un buen momento para recordar lo mucho que amamos  la vida, para percibir las oportunidades (positivas y buenas) que presentan esta crisis, y para pensar en las cosas buenas que esperamos que resulten de ella.

- Es bueno estar viva, recordar que estamos vivas, y notar lo precioso de la vida, más allá de las "cuestiones cotidianas de la vida diaria"  que pueden preocuparnos. Estar viva es completamente diferente a no estarlo.

- El capitalismo devalúa toda la vida al priorizar los beneficios económicos. Cada opresión incluye una devaluación de las vidas de las personas que son objeto de ella. Cada vida es valiosa, cada vida es igualmente preciosa. Nadie debería nunca tener que elegir la opción de tener una mejor oportunidad en  la vida que otra persona.

- Necesitamos desahogar lo suficiente para continuar siendo inteligentes con nosotras mismas y con las demás. Algunas de nosotras tenemos preocupaciones inútiles por nuestra propia supervivencia; otras tienen patrones, impulsos irreflexivos al auto-sacrificio; y mucha gente tiene ambas cosas.

- Aunque sea difícil, sigamos buscando. A medida que esto se prolonga, podemos entumecernos o endurecernos sin darnos cuenta. Como co-escuchas, entendemos (teóricamente) que esta situación está re-estimulando nuestras primeras heridas, pero no siempre reconocemos que estamos tratando de funcionar sintiéndonos asustadas,  tristes, dañadas por la opresión de la Salud Mental o aisladas. Entonces nos preguntamos por qué la vida se ha vuelto más difícil. Necesitamos trabajar en las heridas tempranas directamente para hacer un progreso sostenible en relación con nuestras angustias, pero ahora no podemos saltar por encima de cómo son las cosas para nosotras. Presta atención al panorama general, a lo que está pasando para ti... y en tus sesiones, deja que sea difícil.

- He encontrado útil seguir llorando hasta que pueda sentirme indignada -sobre las muertes innecesarias, sobre el desarrollo de la opresión en cada momento, sobre las respuestas indignantes a la pandemia y más cosas- no quejándome sino gritando con indignación, apuntando más allá de la impotencia y la desesperación.

- Como judía, toda esta situación tiene muchas re-estimulaciones particulares para mí. Nací en los Estados Unidos en 1950, y mis primeros años de vida los pasé rodeada de personas judías que todavía estaban re-estimuladas por las muertes en masa del Holocausto. Asi que, esta situación -a esta escala - es lo más cercano que he estado personalmente en relación a la muerte. Muchos otros grupos también tienen historias que pueden llevar a re-estimulaciones particulares en este momento.

- Ahora es un buen momento para aprender a luchar por nuestras vidas y trabajar en querer vivir, en caso de que alguna vez estemos en una situación en la que el haber hecho algo de eso pueda marcar la diferencia entre vivir y morir. En medio de una crisis de salud personal, no es el mejor momento para empezar a entender estas cosas.

- El miedo a la muerte es completamente diferente de la muerte - el miedo a la muerte es simplemente un viejo temor, una grabación que puede ser desahogada. Podemos enfrentarnos a la muerte. También podemos elegir nuestro punto de vista y decidir dónde queremos poner nuestra mente en cualquier momento. Podemos hacer esto cuando estamos muriendo, incluso si requiere esfuerzo. Podemos pensar en ser amadas y mantener a la gente cerca en nuestras mentes, incluso si nuestros seres queridos no son capaces de estar con nosotras.

- Recuerda siempre que el deshogo tiene un gran impacto positivo en la capacidad del cuerpo para mantenerse sano y para sanar.

Mi artículo "La Muerte y el Morir, la Vida y el Vivir" da una buena visión general de los conocimientos de RC en muchos temas relacionados con esto. Se puede encontrar en <https://www.rc.org/publication/present_time/pt137/pt137_011_jk>.

Joan Karp

Cambridge, Massachusetts, EE.UU.

Reimpreso de la lista de discusión por correo electrónico para las personas que son miembros de la comunidad de RC.

 

  • Título original del artículo:  Death and Dying, Life and Living, and COVID-19..
  • Publicado en Present Time: Nº 200.    Julio del 2020
  • Traducción: Marivi Berguices en  Euskal Herria / País Vasco

Last modified: 2023-03-21 18:13:43+00