Poner complemente en práctica nuestros objetivos

De una charla de Tim Jackins en la Conferencia Mundial del año 2005.

Desde hace muchos años, tenemos objetivos que forman parte de nuestras Guías. Desde hace una década, podemos ver listas de objetivos. Son interesantes listados de muy buenas cosas, pero nunca han sido vistos por la mayoría de co-escuchas, ni se han convertido realmente en una parte activa de la Comunidad de Co-Escucha.

En la última Conferencia Mundial, hace cuatro años, quise hacer de los objetivos un aspecto más útil de nuestro funcionamiento, por lo que tuvimos tres objetivos muy específicos:

1- hacer que la eliminación del racismo sea algo central,
2- hacer que Co-Escucha y las Comunidades de Co-Escucha sean accesibles para la gente joven, y
3- empezar el trabajo de enfrentar nuestro desánimo acerca del medio ambiente.

Estos tres objetivos han funcionado bien. Las cosas son diferentes en las Comunidades porque hemos tenido estos objetivos. Y no son objetivos solo para los cuatro años pasados –siguen hasta que los tengamos conseguidos. (Aunque hemos alcanzado un gran progreso en los tres, es cierto que aún tenemos mucho por hacer.)

Lo que estoy proponiendo es que, de ahora en adelante, como parte de nuestros objetivos, en cada Conferencia Mundial miremos a lo que ha ocurrido con los anteriores objetivos; no para rehacerlos, sino más bien para mirar cómo desarrollar su puesta en práctica de manera completa y variada. Propongo que intercambiemos nuestras experiencias acerca de lo que hemos sido capaces de hacer con estos objetivos, y acerca de los problemas con los nos hemos topado; escucharnos acerca de lo que nos haya trabado nuestro camino, y planear cómo impulsaremos nuestro progreso hacia estos objetivos durante el próximo período de tiempo.

Quiero que descubramos la forma de que no se queden solamente en unos objetivos de la Comunidad, sino que también ayudemos a los y las miembros de nuestras Comunidades locales a adoptarlos. Los objetivos de la Comunidad no funcionan a menos que un número suficiente de personas los asuman como propios y los conviertan en parte de sus vidas. Cuanto mayor es la proporción de nuestra Comunidad que los asume como propios, más exitosa será la Comunidad en el uso de ellos. Estos tres objetivos seguirán en curso, dándoles un énfasis mayor, y un nuevo objetivo será añadido este año.

Las ideas para los objetivos provienen de diversas fuentes. Algunas de ellas proceden directamente de individuos, y algunas otras surgen con claridad de las luchas que muestran tanto individuos como Comunidades. Los objetivos son algo distinto a las Guías y a la mayoría de nuestra práctica de Co-Escucha. Tratan de ayudarnos a pensar más ampliamente acerca de cómo podemos utilizar Co-Escucha, de cómo podemos ser más efectivos –no sólo en una nueva dirección, sino en todas las cosas que estamos tratando de hacer.

El nuevo objetivo se encuentra en vuestras carpetas. Tiene que ver con el crecimiento de las Comunidades. Muchos de vosotros y vosotras oísteis a mi padre* abogar por el crecimiento de las Comunidades. Él amaba las matemáticas, y hablaba acerca del crecimiento exponencial –sobre que cada dos años nos duplicáramos y nos extendiésemos rápidamente por la tierra—y estaba seguro de que eso era posible, pero por alguna razón hemos estado un tanto confusas/os en cuanto a su puesta en práctica.

Eso es casi exacto –pienso que hemos estado más que un poco confundidos/as. Creo que no hemos enfrentado hasta qué punto la sociedad se opone a la conexión y al crecimiento, y cómo se actúan las angustias de la sociedad de manera que nos dejan aisladas y aislados –y tan inseguros e inseguras en todas las áreas, incluida ésta, que nos convertimos en personas muy indecisas.

Gran parte de quienes habéis estado en Co-Escucha durante muchos años también habéis caído en el desánimo. Sabéis cómo parecer positivos/as, pero aunque nunca renunciaríais a esta herramienta, en el fondo de vuestra mente resuenan sentimientos de no poder lograr que otras personas valoren su importancia y lo quieran.

En las Pre-Conferencias Mundiales pregunté a la gente: “¿Hasta qué punto es este proceso valioso para ti? Sé que es posible que no tengas suficientes recursos materiales en tu vida. Te daré la cantidad de dinero que tú desees –pero ya no podrás desahogar nunca más. ¿Cuánto dinero supondría esto? Piensa sobre ello. ¿Existe algo por lo que renunciarías al proceso de desahogo?”

Sistemáticamente,  todo el mundo termina diciendo que no con la cabeza. No existen recursos materiales por los que sustituir ser humano. No renunciaríamos a ello. Lo sabemos, pero al mismo tiempo pensamos que otras personas no querrían aquello que nosotros y nosotras valoramos tanto. Tenemos dificultades para comunicárselo a otras personas, como si no fueran como nosotras y nosotros.

A menudo las personas a quienes enseñamos Co-Escucha tienen que estar a una cierta distancia de nosotros y nosotras. De ese modo, sus restimulaciones no se enredan tanto con las nuestras. No nos desalentamos tanto si topan con una angustia pesada y acaban confundidas.

La mayoría hemos construido nuestras relaciones con las personas más cercanas de manera que podamos evitar cualquier tipo de desánimo. Tenemos cuidado de no chocar con esquinas duras, y somos tímidas/os a la hora de enfrentar las angustias para que las relaciones se parezcan más a lo que queremos.

Puede parecer peligroso entrar en la vida de la persona más cercana: que podría amenazar nuestra relación con él o ella. Necesitamos echar un vistazo a lo que nos hace sentir de esa forma. Necesitamos encontrar la manera de atraer a Co-Escucha a las personas con quienes ya mantenemos un compromiso. ¿Qué es lo que nos hace actuar tímidamente en esas relaciones? Un montón de cosas. Justo también algunas de las que nos hacen menos eficaces a la hora de tratar de llegar a otras personas.

Es una limitación el hecho de que solo podamos llegar a aquellas personas que no conocemos y que no nos importan demasiado. Nos permite estar satisfechos y satisfechas con ese nivel de cariño y atención por las demás personas. Casi todos nosotros y nosotras estamos aquí porque alguna co-escucha nos ha mostrado que le hemos importado profundamente, y porque a nosotros y nosotras nos ha importado él o ella. Ésa es la mayor contradicción a nuestros daños. Necesitamos aprender a construir cada vez más rápido ese tipo de relaciones en las que hay un profundo cariño y cuidado, pero también necesitamos aprender a llegar a esas personas que ya tenemos a nuestro lado.

¿Es que no quieres que tengan este recurso? ¿De qué forma te frena el desánimo? Mira en esa dirección y encontrarás también lo que te hace difícil intentar llegar a otras personas.

Me gustaría que no sólo impartiéramos más clases o hiciéramos más talleres, sino que también observáramos con detenimiento qué es lo que nos confunde a la hora de ayudar a otras personas para que tengan un completo acceso a Co-Escucha. En algunos lugares he propuesto una idea en particular: que cada cual seleccionemos una de las personas que más nos importa (a quien quizá le hayamos insinuado algo acerca de Co-Escucha y, sin embargo, no ha saltado a nuestros brazos con una enorme sonrisa); alguien que queremos que tenga una larga y buena vida, y por quien deseamos luchar para que eso suceda. Y entonces dediquémonos durante dos años a enfrentar todas las angustias que sea necesario enfrentar para conseguir que esa persona acceda a Co-Escucha de manera real y completa. Esto nos ayudará a ganar en confianza y a que la Comunidad se fortalezca.

Quiero que los grupos de trabajo se centren en los objetivos –los tres anteriores y este nuevo que se ha propuesto –, pero no solo para hablar acerca de ellos, sino también para hacer frente a las luchas que mantenemos con ellos. Quiero que nos atrevamos a mostrar abiertamente cómo son en realidad esas luchas –hasta qué punto nos asustamos y sentimos inseguridad cuando enfrentamos determinadas batallas.

Traducción: Juan Manuel Feito y Emilen Castro (País Vasco). 2005


*Harvey Jackins, el fundador de las Comunidades de Re-evaluación por la Co-Escucha y primera Persona de Referencia Internacional


Last modified: 2017-05-06 23:35:41-07