Nuestros objetivos en curso

De una charla de Tim Jackins en la Pre-Conferencia Mundial para el Oeste de Norteamérica, en enero del 2005

Lo hemos hecho bien estos cuatro años pasados en relación con los objetivos que establecimos en la Conferencia Mundial del 2001. Y, por supuesto, lo que hemos hecho no es el último paso de lo que necesitamos hacer.  Debemos refrescar y renovar nuestra perspectiva acerca de estos objetivos sobre los que ya decidimos.

En esta conferencia tendremos oportunidades para compartir acerca de lo que hemos sido capaces de hacer y de las cosas que han sido difíciles o confusas, de manera que podamos pensar mejor, atacar con mayor claridad estos frentes y llegar a más personas. Tenemos que imaginar los próximos pasos hacia estos objetivos y observar qué nos asusta de ellos. Debemos ser todo lo abiertas que podamos serlo entre nosotras, de manera que podamos ver cada una de nuestras luchas individuales.

Establecimos objetivos para la Comunidad, pero para que funcionen cada una de nosotras debe enfrentar cuál es su lucha para comunicarlos con claridad a otras personas y cuál es su lucha para avanzar personalmente hacia dichos objetivos.  Durante esta conferencia, quiero que miremos no solo a los objetivos de nuestra Comunidad, sino también a dónde luchamos cada una de nosotras para implementarlos.

Lo hemos hecho bien. Éstas son grandes luchas. Son algunas de las luchas más cruciales que hemos enfrentado.

Nuestro primer objetivo ha sido el de hacer de la eliminación del racismo el centro del trabajo de nuestras Comunidades. Debemos imaginar cómo cada una de nosotras continuará implementándolo en nuestras Comunidades y en nuestras propias vidas. Debemos encontrar nuevos caminos de verlo y comunicarlo.

CONVERTIR LOS OBJETIVOS DE LA COMUNIDAD EN NUESTROS OBJETIVOS PERSONALES

Está bien que eligiéramos objetivos para la Comunidad (“Ésa es una buena idea –la Comunidad debe hacerlo. ¡Adelante, Comunidad!”). Sin embargo, ninguno de los objetivos de la Comunidad se logra si no nos implicamos en persona en ello. Creo que no hemos sido lo suficientemente claros y explícitos en esto. Co-escucha debe convertirse en un proceso muy personal. Para que avance, debemos implicarnos. Por ejemplo, el objetivo de hacer las Comunidades de Co-escucha más accesibles a la gente joven significa que tenemos que conectar personalmente con gente joven. Quizá se trate de imaginar una relación del tipo dos-minutos-cada-tres-días con alguien. Es perfecto. Pero independientemente de que la relación vaya a alguna parte o no, tenemos que aprender a tomar la iniciativa y a observar qué nos impide movernos en dirección a una persona joven. Esto nos dirá cuál es nuestra lucha. Tenemos que dar pasos a pesar de nuestras angustias, no sólo desahogarlas en sesiones −tenemos que movernos en contra de lo que ellas nos han hecho.

TERMINAR CON EL RACISMO

Quiero hablar de los tres objetivos que establecimos hace cuatro años. No terminan al de cuatro años; se prolongan en el futuro. Lo hemos hecho bastante bien y tenemos mucho más por hacer. Estamos luchando con cómo hacerlo de manera fresca. Nos hemos estado sintiendo un poco cansadas y desanimadas con ello. Las restimulaciones se han ido apoderando. Tenemos problemas para pensar en maneras de tener un tipo distinto de sesión sobre ellos. No podemos recordar cómo desafiarlos.

Los tres objetivos están relacionados con la irracionalidad que tiene lugar bajo el capitalismo. El racismo es un pretexto para explotar a la gente y mantenerla lo suficientemente dividida como para que no luchen juntas y terminen con la explotación. El racismo es un pretexto para explotar –nada más. El objetivo del mismo es explotar para obtener beneficio material. La explotación surge de la angustia –en particular del daño que podemos describir como avaricia, como desesperación por tener seguridad, al no haber sido capaz de sentir que se tenía un lugar seguro en el mundo. Nunca ha funcionado intentar superar una angustia apropiándose y acumulando recursos. No puedes atender la angustia teniendo más cosas materiales. Quizá pensemos que conseguiremos lo suficiente como para satisfacer el patrón angustioso, que simplemente no estamos en la posición social correcta. Quizá tengamos esas fantasías, pero no es así. No se pone fin al sentimiento a menos que se desahogue el daño.

En una sociedad explotadora, la única posibilidad de tener verdadera seguridad es contar con suficientes mentes capaces de pensar acerca de nosotras y nosotros. Ésta es la única cosa que puede crear una situación que sea segura de verdad.

El racismo es uno de los mecanismos que usa una sociedad opresiva para mantenerse en funcionamiento. Esta sociedad se está tambaleando, haciéndose cada vez peor. Tal vez lo hayáis observado. No es sólo que te sientas mal; la sociedad se está haciendo cada vez más inestable. Es útil entender que las sociedades opresivas se trituran a sí mismas y que es así como terminan. No está ocurriendo simplemente porque tú no estás haciendo lo suficientemente bien las cosas. Esto es lo que hacen las sociedades opresivas. Esta sociedad lo va a hacer y no lo podremos parar. El cómo ocurra sí es algo en lo que podemos tener una buena influencia.

En cierto modo, las cosas van a ir a peor porque la sociedad se hace más difícil, tensa, e inestable. Mientras ocurre esto, tenemos la oportunidad de luchar contra las opresiones y otros aspectos irracionales de la sociedad, de manera que crezcamos, lleguemos a más gente, enfrentemos nuestras confusiones, nos fortalezcamos y nos ayudemos y ayudemos a otras y otros a estar en tan buena condición y en tan buena situación como para ayudar a descubrir los próximos pasos. No es que vayamos a ser capaces de impedir que ocurra el colapso. No pienses que con que sólo trabajaras lo suficiente todo va a ser encantador y suave en esta sociedad. Eso no puede ocurrir mientras la explotación y la opresión existan, y habrá explotación y opresión mientras existan las sociedades opresivas.

El racismo es la oppression clave en este momento. Por clave no quiero decir que sea más importante que cualquier otra opresión. Es clave en el sentido de que dejarla fuera de lugar altera la influencia del resto de opresiones. Cuando tienes frente a ti una gran maraña de opresiones y sabes que tienes que derribarlas, ¿a qué pieza apuntas? Apuntas a la pieza que más aflojará las otras piezas a su alrededor. Apuntas a la pieza que en este momento más confunde a la gente –que si cambiara, liberaría las mentes de la gente. En este justo momento, esa pieza es el racismo y es por eso por lo que lo hemos elegido. No estamos poniendo el resto de opresiones bajo el mismo. Por el contrario, ésta es aquélla cuyo movimiento abrirá otras posibilidades, abrirá más rápidamente las mentes de la gente.

Hemos hecho un buen trabajo acerca del racismo. Hay gente que dejó la Comunidad hace diez años que ha vuelto y me ha dicho lo distinta que es. Ven que el racismo es un tema que se trata de manera abierta, en público, y sobre el que se desahoga; ven que la gente no actúa asustada y a la defensiva cuando el tema sale a la superficie; ven que de verdad hemos tomado la responsabilidad de hacer algo lo suficientemente explícito como para ser entendido. En este momento, no estamos confundidas y confundidos por el miedo.

Hemos hecho muchas cosas buenas individualmente. Hemos establecido el trabajo sobre la eliminación del racismo en nuestras Comunidades –no en todos los lugares, pero en la inmensa mayoría de nuestras Comunidades. Algunos sitios están todavía luchando para imaginar qué hacer, y eso está bien –se debe a falta de recursos, no a falta de buena voluntad o propósito.

Hemos hecho buenas cosas como Comunidad. La Conferencia Mundial de la ONU[1] contra el Racismo, del 2001 en Durban, Sudáfrica, nos movió a formar Unidas para Terminar con el Racismo (UER)[2]. Hizo muy visible nuestro trabajo contra el racismo y puso nuestras ideas en práctica. Antes de ello, muchas y muchos teníamos miedo de movernos. Podíamos tener sesiones acerca del racismo y trabajar sobre el mismo como parte de la Comunidad, pero no podíamos salir y mostrar lo que sabíamos. No podíamos tomar posición en un escenario más amplio. El hecho de que lo hiciéramos en Durban ha sido muy importante para la gente. Ha aumentado lo que se atreven a hacer en sus sesiones, en sus Comunidades de Co-escucha y fuera de la Comunidad de Co-escucha, en sus propias vidas. Las cosas han cambiado.

Tenemos que seguir visitando una y otra vez esta lucha contra el racismo. Tenemos que mirar lo asustadas y asustados que estamos todavía y lo mal que aún nos sentimos. El racismo nos mantiene todavía con miedo de tomar la iniciativa para conocernos mutuamente. Hay muchas personas en la Comunidad a quienes te encantaría conocer y quienes están separadas de ti por el racismo. Sonríes y las saludas con la cabeza año tras año, y las miras con esperanza –pero no puedes imaginar qué más hacer. Parte de ello se debe al racismo. No hemos desafiado suficientemente cómo el racismo nos deja sintiendo como si esa persona no querría una relación con nosotras y nosotros, como si él o ella no desearían luchar contra sus angustias relacionadas con el racismo con el fin de tener esa relación con nosotras y nosotros. Además de todo lo que el racismo hace, nos separa personalmente de grandes cantidades de personas. Debemos volver y combatir  ese hecho.

TRATAR DE LLEGAR A LA OTRA PERSONA A PESAR DEL RACISMO

Hay en esta conferencia co-escuchas experimentadas que se han estado viendo a lo largo de varios años. Un paso que podemos tomar es organizar mini-sesiones en las que personas víctimas del racismo elijan como parejas personas que hayan sido condicionadas a ser agentes del racismo. La idea es que la gente de color tome la iniciativa de intentar llegar a la gente blanca.

En primer lugar, hagamos una mini-sesión acerca de esta idea. La gente de color trabajará entre sí acerca de las angustias que deben enfrentar para hacerlo, y la gente blanca trabajará entre sí acerca de todos los miedos y otros sentimientos que esto mueve.

Hay dos elementos importantes en esta idea. Uno es no solo hacer sesiones acerca del racismo, sino también actuar, al querer llegar a la otra persona a pesar de la opresión –trabajar acerca de construir la conexión entre dos personas, independientemente de lo que la haya pasado. Habrá mucho desahogo. Se desahogará el racismo sin que tengamos que volvernos a mirar al mismo.

En segundo lugar, retará a la gente de color a tomar la iniciativa y a no esperar a la gente blanca. Empujará a la gente de color contra todo tipo de daños, pero es eso lo que debemos hacer. (Sospecho que podríamos hacer mini-sesiones como ésta entre las líneas de  cualquier opresión, con resultados interesantes para ambas partes.)

FACILITAR AL ACCESO A CO-ESCUCHA A LA GENTE JOVEN

El segundo objetivo de hace cuatro años trata de hacer Co-escucha y las Comunidades de Co-escucha más accesibles para la gente joven. Ese trabajo ha ido también bien. No ha sido tan general como el trabajo acerca del racismo y no llegado tan lejos en tantos lugares, pero está claro que algo ha cambiado. Nos hemos decidido por un punto de vista. Hemos empezado el trabajo. Como resultado, hay más gente en joven en Co-escucha que nunca antes –no sólo como parte de sus familias, sino como participantes al completo. Se ven a sí mismas como co-escuchas y quieren tener sesiones con otras personas jóvenes y adultas. Están descubriendo qué grande puede ser el papel que jueguen en la Comunidad de Co-escucha. He visto esto en varios sitios en los que estado últimamente. Había una diferencia clara con el año pasado en los grupos de gente joven que vi. Habían cambiado su punto de vista acerca de ser parte de Co-escucha, acerca de querer este proceso para ellas y ellos, y acerca de tener una idea de lo que es posible en el mismo para ellas y ellos.

Ahora debemos seguir desde estos comienzos. Hay gente joven a nuestro alrededor todos los días. Luchamos para pensar con suficiente claridad como para construir relaciones con ellas y ellos, mirarles como amigas y amigos o simplemente mirarles. Los daños que se nos transmitieron durante nuestra infancia todavía nos infectan y nos hacen difícil pensar acerca de la gente joven. Aún debemos desahogar mucho acerca de ese período de nuestras vidas y la mayoría no nos sentimos muy dispuestas y dispuestos a hacerlo. Sentimos tal alivio por haber salido de aquel período.

La opresión de la gente joven empeora cada año. Quizá pienses que esos años de tu vida fueran horribles y no podría ser peor. Empeora Al hacerse la sociedad más tensa y problemática, se actúa con mayor intensidad la opresión de la gente joven. Las luchas que jóvenes tienen en los institutos y universidades son de verdad absorbentes y confusas. Es difícil para ellas y ellos encontrar algún punto de referencia en el mundo que diga algo diferente de la opresión.

Necesitamos trabajar acerca de aquellos años, de manera que podamos relajarnos y no contar nuestras historias a la gente joven o comparar nuestras vidas con las suyas, sino, por el contrario, ser capaces de escuchar a su por completo distinta e interesante serie de luchas.

Necesitamos buscar a gente joven, dentro y fuera de Co-escucha. Con el fin de facilitar el acceso a la gente joven a Co-escucha, debemos tener relaciones con gente joven fuera de Co-escucha. (¿Qué pensabas que iba a hacer que ello sucediera?)

CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE

El tercer objetivo es acerca del cuidado del medio ambiente. El capitalismo –y su avaricia y urgencia y desesperación- no pueden mirar más allá del hoy mismo. El beneficio de hoy es la motivación preponderante. Si hay cinco grandes empresas que hagan un trabajo concreto y una de ellas descubre cómo producir su producto más barato, destrozando un poco más el medio ambiente, ¿qué posibilidades tienen las otras empresas dentro de las angustias capitalistas? La necesidad de tener beneficio es la fuerza impulsora dominante que causa que la irracionalidad se extienda cada vez más. En ocasiones, es interrumpida –no es que la gente sea incapaz de hacer algo en contra- pero las fuerzas que la conducen son fuertes.

Es en este punto en el que muchos y muchas nos topamos directamente con la enormidad de la sociedad y con las maneras en que nos sentimos pequeñas e ineficaces. No podemos decir que sea importante que tomemos buenas decisiones en nuestras vidas, que comuniquemos nuestras ideas en voz alta a otras personas, o que nos atrevamos a pensar acerca del medio ambiente.

Una irracionalidad común es la idea de que no puedes hacer nada a no ser que lo hagas perfectamente, que de nada vale hacer nada a menos que lleves una vida firme y rigurosamente ecológica –que es todo o nada. Las angustias hacen sentir así a la gente, pero no hay nada que funcione así. Nada ha funcionado así nunca. Tenemos que desafiar esto. Podemos empezar a ser parte de las fuerzas que están creando barricadas al impulso destructivo del capitalismo –el impulso para consumir, corromper y contaminar el mundo cada vez más y más rápido, antes de que alguien lo haga y obtenga el beneficio.

Este impulso está continuamente acrecentando su empuje e ímpetu. ¿Es demasiado tarde? Bien, algunas personas sienten que sí, pero creo que es poco probable. Hay muy pocas situaciones construidas irracionalmente a las cuales el pensamiento no pueda encontrar una solución. Sin embargo, encontrar una solución sí requiere que pensemos y trabajemos acerca de nuestras angustias relacionadas con el medio ambiente.

Este trabajo no ha avanzado mucho aún en las Comunidades, pero ha habido talleres en varios sitios y más movimiento en la lista de debate por correo electrónico para el cuidado del medio ambiente. El tema necesita nuestra atención. Necesitamos trabajar acerca de nuestras urgencias y desánimos. Cada cierto tiempo necesitaremos convocar un encuentro sobre el cuidado del medio ambiente –a veces eso anima lo suficientemente a la gente y les da suficientes recursos como para ellos y ellas también puedan echar un vistazo al tema.

Present Time, Nº 139 (Vol. 37 No 2), Abril 2005, Páginas 29-32


[1] Nota de traductor: Organización de las Naciones Unidas.
[2] Nota de traductor: Las siglas responden a su nombre inglés: United to End Racism.


Last modified: 2017-05-06 23:35:41-07