Enseñando RC – todo el tiempo

De una charla de Harvey Jackins, en Washington, D.C., EUA, Septiembre de 1978

Esta mañana vamos a ver un poco sobre como enseñar. Enseñar RC es algo que hacemos todo el tiempo. Comenzamos a enseñar desde el momento en que entendemos cualquier cosa sobre RC. Comenzamos a transmitir la información. Todos somos maestros uno a uno todo el tiempo.

En reuniones de líderes les hemos estado haciendo esta pregunta: ¿Si un virus matara a todos los de RC menos a ti—tu solo te salvaste para contar la historia —comenzarías RC una vez más? ¿Comenzarías a divulgarlo a través del mundo? Y si sí lo hicieras, ¿Cómo lo harías?

No es una mala pregunta. La gente, movida por la idea de esta crisis, a grandes rasgos elabora planes; “Yo haría esto, yo haría esto, yo haría esto,” y así sucesivamente. Después les preguntas, ¿Porqué no lo estas haciendo ahora? Ellos están rodeados por un mar de no errecianos todo el tiempo. Podrían ser los únicos que quedaran en el mundo. Por un minuto se levantan y observan de manera racional la situación.

En el último taller, como respuesta a la pregunta, la gente propuso una gran variedad de planes elaborados. “Yo encontraría un buen amigo y muy despacio, con mucho cuidado, le enseñaría a sesionar conmigo para que pueda liberarme de mi pena de haber perdido a todos los otros co-escuchas” (risas) “Yo sería muy selectivo esta vez. Yo solo iría tras la mejor gente”. “Yo iniciaría con un pequeño grupo y los entrenaría durante varios años antes de que intentáramos llegar a alguien más.” Todo tipo de planes como estos.

No entiendo esto. Quizá no quiero entenderlo. Lo que yo haría—con toda persona con quien tuviera contacto—sería el traerlos tanto como pueda hacia esta humanidad que llamamos RC. Yo les diría todo lo que se tan rápido como puedan ellos aprender. Los llevaría tan rápido según el tiempo que hubiera, y cada persona tan lejos como el o ella pudieran llegar. No perdería un solo contacto. Algunos irían más rápido, y eventualmente los pondríamos a todos ellos juntos en una clase, pero estaría jalándolos a cada uno todo el tiempo para salir.

¿Cómo podrías hacer otra cosa? Bueno, obviamente, debido a que eres tímido. Porque tienes miedo, estas distraído. Tu piensas que si te paras por ahí y te ves lastimado, quizá alguien se de cuenta. Todas las otras tonterías – no puedes confiar en nadie, y así sucesivamente. Pero racionalmente, ¿Cómo puedes tener contacto con una persona y no traerlo a él o a ella tanto como tu puedes?

Harvey Jackins

“Teaching RC—All the Time”, Jackins Harvey
Present Time No. 125 (Vol. 33 No. 4), October 2001, p. 79
Traducido por Laura Donnadieu
Diciembre 2001, México

ESTA TRADUCCIÓN ES UN BORRADOR


Last modified: 2016-08-22 02:11:22-07