La situación es muy favorable

De una charla de Harvey Jackins dada en una Conferencia de RC en los años 90’s 

Esta sociedad se está derrumbando. Ha arruinado muchos de los recursos (naturales) del mundo. Ha estado muy cerca de destruir el ambiente. Ha engendrado toda una serie de guerras destructivas. Durante mucho tiempo pareció que nos estaba orillando hacia un holocausto nuclear. Ha condicionado a la población de manera que la mayoría ni siquiera piensa que es una sociedad represiva. Piensa que es un orden establecido por Dios. No saben que hay opresión. La sociedad manipula nuestras opiniones con elecciones falsas de manera que hacemos exactamente lo que los directores de nuestra sociedad quieren que hagamos.

NO HABRÁN HOLOCAUSTOS NUCLEARES NI GUERRAS MUNDIALES

Tenemos motivos para estar tan preocupados como lo estuvimos por un holocausto nuclear. Dos grandes imperios estaban sistemáticamente caminando hacia una guerra nuclear que hubiera destruido a todos los seres vivos. No fuimos tontos por habernos preocupado y habernos organizado de la manera frenética en que lo hicimos. Sin embargo, las cosas han cambiado. Estamos en una situación muy diferente. No habrá un holocausto nuclear. Podrán haber pequeños accidentes. Pandillas de personas muy angustiadas, algunas de las cuales se organizan inicialmente para la liberación, pueden quedar tan atrapadas en los patrones que recurren al terror. Pueden robarse una o dos bombas atómicas y detonarlas en alguna parte y matar a mucha gente. Pero no tendremos un holocausto nuclear total, y sin que estos accidentes dejen de ser malos, no serán nada comparados con lo que tuvimos razón en temer. Nunca volverá a haber otra guerra mundial. El intento más llano organizado y anunciado por iniciar otra, se dio con la guerra del Golfo Pérsico. El plan consistía en expandir esa guerra hacia una guerra mundial continua, pero los planificadores prestaron atención a la opinión pública y la terminaron. ¿Se debió a que Bush era listo o bueno? (risas) ¿Se debió a la urgencia de obtener un lucro mayor, que hubiera sido imposible de lograr si se daba otra guerra mundial, lo que la paró? No. Se debió a que los planificadores se dieron cuenta de que hubieran perdido hasta la camisa1 si no se echaban para atrás lo antes posible.

No habrá otro holocausto nuclear. Nunca volverá a haber otra guerra mundial. Las matanzas que aún se llevan a cabo son terribles pero son nada comparadas con lo que lograron hacer hasta ahora. Cuarenta millones de personas fueron aniquiladas en la segunda guerra mundial, sin ningún buen propósito, sin ningún fin razonable. Veinte millones de personas fueron asesinadas durante la guerra fría—sin ningún propósito excepto el de mantener el flujo lucrativo de unas cuantas compañías.

AÚN HAY PELIGRO

Aún hay peligro. Con cinco mil y un cuarto de millones de personas, nuevas formas patógenas de vida surgirán y marcarán a los seres humanos como a sus siguientes víctimas, una y otra vez. El que una población tan grande de humanos sirva de substrato para que criaturas patogénicas se desarrollen significa que habrá muchas enfermedades que inevitablemente se avecinan. El VIH/SIDA representa únicamente lo que actualmente esta vigente. Vamos a tener que invertir mucho esfuerzo y dinero para poder lidiar con estas epidemias. Si no doblamos las inversiones en la investigación contra el VIH/SIDA varias veces y rápidamente, un cuarto de la población puede morir dentro de los primeros diez años del nuevo siglo. Una buena cantidad de dinero va a tener que ser invertida y no la ridícula suma que actualmente se está dedicando a la investigación.

Estamos perdiendo entre cincuenta y sesenta especies de seres vivos cada semana. Se están extinguiendo debido al actual manejo del ambiente. Estamos echando a perder la capa de ozono. Estamos destruyendo las selvas tropicales.

Estamos criando generaciones de adolescentes que no tienen ninguna alternativa u oportunidad de convertirse en adultos racionales debido a la manera en que están siendo tratados ahora.

SOCIEDAD DE CLASE

La clase trabajadora la forman casi todos. Durante muchos años los periódicos han dicho que la clase trabajadora ha desaparecido, que ahora todos son clase media. En el centro de Seattle2 pueden observarse elegantes tiendas llenas con miles de personas. ¿Es cierto que todos se han convertido en clase media? Entonces hay un desfile en el centro, el cual es gratis—lo único que tienen que hacer es traer a sus hijos, unos emparedados y una silla plegable para que mamá y papá se sienten— y un enorme número de personas llegan, se sientan y esperan durante horas para ver el gran desfile. Las multitudes compradoras en las tiendas elegantes son comparativamente pocas.

Tenemos en el mundo gente que ha crecido pobre (si la quieren identificar separadamente de las clase trabajadora), la clase trabajadora, la clase media y la clase poseedora. ¿Acaso sólo ciertas clases de personas tienen la vida arruinada por esta sociedad? No. La clase poseedora sufre terriblemente en esta sociedad. Recuerdo la primera gran reunión de la clase poseedora durante un taller hace muchos años. A medida que contaban lo que significaba vivir como personas de la clase poseedora, se abrazaban unos a otros, temblaban y lloraban y volvían a temblar y llorar. Más tarde dos personas de la clase trabajadora me dijeron “Santo Cielo, que suerte tengo de ser de la clase trabajadora.” (risas) La sociedad de clases arruina las vidas de la clase poseedora. Podrán obtener algún dinero pero con frecuencia ni siquiera se les permite gastarlo. Se sienten miserables e infelices, solos y culpables, y si otra gente supiera que tienen dinero, probablemente les dispararían.

Muchos de ustedes son de clase media. ¿Recuerdan que buena vida tuvieron creciendo en esta sociedad? (risas) ¿Qué tan segura es? Nadie es realmente feliz, nadie realmente goza su vida. La clase trabajadora… Bueno, por un lado nos divertimos, ¿o no? Pero hemos estado exhaustos, lastimados repetidamente y sin tener un futuro al que aspirar. Hemos estado sujetos a adicciones para tratar de escapar a ese sentimiento de la inutilidad de la vida. ¿Que tal algunos de ustedes que provienen de familias donde nadie ha tenido un empleo por tres generaciones, donde han tenido que vivir de la beneficencia pública o de la seguridad social?3 ¿Recuerdan que divertido ha sido el preocuparse sobre si podrán llevar a sus hijos al dentista antes de que se les pudran los dientes?

El sistema tiene que desaparecer. El sistema va a desaparecer.

EL SISTEMA DE CLASE POSEEDORA/CLASE TRABAJADORA

El propósito del sistema de la clase poseedora/ clase trabajadora es la obtención del lucro por parte de la clase poseedora. Si el lucro se obtiene del valor producido por el productor, entonces no tiene el suficiente valor de mercado para poderse comprar al valor producido. No hay el suficiente valor de consumo que pueda salir al mercado debido a que el lucro le ha sido restado.

Existe una crisis en el corazón del sistema que hace imposible que funcione. La historia de la sociedad de clase poseedora/clase trabajadora ha sido una de continuas y repetidas crisis económicas. El sistema ha sido rescatado, temporalmente, por las guerras æ causando grandes sufrimientos a la población. La guerras crean un mercado artificial de municiones y otros bienes que parecieran sostener a la economía por algún tiempo, pero solo a costa de poner en gran deuda al futuro.

El sistema ha podido continuar basado en la creencia y en la guerra. Pero la molienda es cada vez más fina. Pero esta vez, estamos más cerca de la crisis final, debido a que la población mundial finalmente se ha decidido a estar en contra de una guerra mundial. Estamos más cerca, porque las deudas se han apilado, porque la diferencia entre lo que se produce y la habilidad de la gente para consumirlo, es mayor. La bolsa fluctúa de aquí para allá; ya no es un indicador de lo que está sucediendo. Los países que eran inmunes a estas fluctuaciones debido a que su gente había luchado para conseguir excelentes programas de seguridad social—Suecia, Noruega, Dinamarca—también están en graves problemas. Había esperanza en los territorios soviéticos de que al adoptar el sistema americano habría prosperidad, en cambio ha traído un enorme desempleo y una profunda y difundida privación. Se suponía que los capitalismos satélite —de Alemania occidental y Japón—eran inmunes a cualquier dificultad del capitalismo americano, pero ahora estos vibran violentamente con cualquier pequeño desliz en la bolsa de Wall Street.

La situación es muy favorable comparada con hace unos pocos años. El sistema no puede sostenerse más. Ya no le es posible crear un holocausto nuclear. Ya no le es posible comenzar una guerra mundial. Muere de miedo ante cualquier grupo considerable de personas que se juntan y adoptan un programa para oponérsele.

Pregunta: Esta es una pregunta inocente, pero ¿porqué hay tantos economistas en el mundo y ninguno está diciendo lo mismo que tú? ¿No se dan cuenta de que esto está sucediendo?

Harvey: Creo que la respuesta es simple. Ningún economista mantendría su trabajo por mucho tiempo si hablara realísticamente acerca de esta cuestión. Si alguien lo tomase en serio, destruiría la fe infantil que ha mantenido funcionando al lucro por tanto tiempo. Hay muchos economistas que saben que esto es cierto, pero los que han osado decir algo ya no ocupan puestos académicos. Pienso que es así de sencillo.

Pregunta: He escuchado que los países ya no son controlados por los jefes de estado æ sino que en realidad ahora el mundo es controlado por las corporaciones multinacionales y que solo unas pocas de ellas están controlando los mercados internacionales. ¿Es eso lo que está sucediendo?

Harvey: Creo que es una sobre simplificación. Las corporaciones multinacionales se están haciendo cada vez más grandes y cada vez dominan más y más las economías de los países que invaden o poseen. Pero recuerden, el capitalismo no es un sistema en donde los capitalistas cooperan en contra de los trabajadores. Los capitalistas no cooperan con nadie, incluyéndose unos a otros. Uno saca un buen provecho de explotar a sus trabajadores, pero el verdadero premio mayor es cuando desbanca a otro capitalista. Es una guerra a muerte entre capitalistas y todos los demás. No hay una cooperación sensata dentro del sistema para nada. Tiene un establecimiento profundamente complejo donde la cooperación de una semana se convierte en una horrible batalla a la siguiente. No hay un plan coordinado global. El capitalismo no puede tener un plan, forma parte de su filosofía intrínseca. Debe ser al azar, tomando siempre la mayor oportunidad donde sea que se presente. Uno no tiene un grupo de hombres sentados en la directiva de Wall Street planeando como oprimir y aislar a todos. Sólo funciona así. Los capitalistas no saben que demonios están haciendo, excepto que hay que sostenerse y esperar durar más que el anterior. Los más informados saben que una enorme e irremediable quiebra se acerca y tampoco saben que hacer al respecto.

DEBEMOS ACTUAR

¿Podemos únicamente sentarnos y esperar a que el sistema se derrumbe para luego caminar sobre las ruinas y recoger los pedazos que nos gustan? No lo creo. Muchas personas van a morir innecesariamente. Gente en el cuerno de África están muriendo por decenas de millares totalmente sin necesidad. No creo que alguien pueda dormir lo suficientemente relajado sabiendo lo que esta sucediendo—va a arruinar nuestra salud. ¿Acaso podemos permitir que el SIDA trabaje por sí mismo como lo está haciendo en la costa oriental de África actualmente—donde poblado tras poblado están sencillamente desiertos, donde los últimos entierros son realizados por la gente que viene de los pueblos vecinos? No creo que podamos permanecer indiferentes. Se necesitará inteligencia, coraje y acción. 

Actualmente casi la población mundial entera ha sido condicionada a hacer lo que se les dice. Una pequeña porción de la población ha sido condicionada a decirles a los otros las tonterías que tienen que hacer, siempre y cuando estas traigan consigo un beneficio. Casi toda la clase trabajadora, si quieren hacer una distinción, los crecidos en la pobreza, la gente de la clase media y los miembros que funcionan inteligentemente de la clase trabajadora, están bien acondicionados y bien organizados para continuar haciendo lo que se les dice. Algunos de esta gran mayoría de la gente del mundo necesitan comenzar a pensar por sí mismos, actuando audazmente por sí mismos y aportando nuevas ideas.

La gente del mundo, incluyendo a toda la gente de los países representados aquí, y de los otros cuarenta que no están representados aquí que tienen comunidades de RC, tendrán que hacer con valentía y confianza propuestas positivas para cambiar las cosas. Sería lindo que muchos de los no-erecianos salieran adelante para que nosotros pudiéramos mantenernos atrás tímidamente. Sin embargo, no creo que vamos a tener esta opción. No creo que podamos quedarnos con nuestra timidez por más tiempo.

“The Situation Is Very Favorable” Jackins, Harvey,
Present Time No. 125 (Vol. 33 No. 4), October 2001, pp. 69-71
Traducido por Yuriria Blanco Castillo
Diciembre 2001


1 Refiriéndose a su credibilidad y puestos. 2 La ciudad de Seattle en el Estado de Washington de los Estados Unidos. 3 Entendiendo por seguridad social al apoyo que otorga el estado a los desempleados en algunos países.


Last modified: 2017-05-06 23:35:41-07