Nuestras diferencias son inconsecuentes

De una charla de Harvey Jackins durante un taller de RC en los noventas

En RC hemos hecho distinciones entre diferentes grupos. Les hemos prestado atención a los Afro- Americanos como un grupo distinto, a los Nativos de Norte América, a los judíos, a la gente joven, a los jóvenes adultos y así por el estilo. Hemos hecho esto por una razón que tal vez no pensamos muy claramente en el proceso. Viendo hacia atrás, pienso que hicimos estas distinciones y hablamos mucho acerca de ellas porque han sido usadas con propósitos de opresión. Las opresiones “menores” son usadas para dividir a la gente una de otra, a modo de mantener a la clase trabajadora lejos de unirse en contra de la explotación económica básica.

La explotación significa que se instalarán patrones. Las garras de la opresión se mete dentro de estas pequeñas diferencias y los patrones opresivos se infestan y proliferan en ellos. Hemos prestado atención a las diferencias de manera que podamos sacar de raíz los patrones.

Una verdad básica y realidad se encuentran en la base de todas las diferencias—que somos inmensamente similares. Nuestras diferencias no significan nada. Desde un punto de vista importante, todas estas diferencias son inconsecuentes. A medida que resaltamos las diferencias, las exploramos y las traemos a la luz, quiero recordarles que debajo de eso estamos totalmente en paz unos con otros. Todos somos completamente humanos.

“Our Differences Are Inconsequential”, Jackins, Harvey
Present Time No. 125 (Vol. 33 No. 4), October 2001, p. 58
Traducido por Yuriria Blanco Castillo, Diciembre 2001, México

ESTA TRADUCCIÓN ES UN BORRADOR 

 

 

 


Last modified: 2017-05-06 23:35:41-07